1

La pastilla milagrosa

Amiga bollera,

¿estás harta de los dramas de tu novia? ¿tu ex no te deja de dar el coñazo por whatsapp? ¿te gusta una chica pero tienes miedo de que esté loca del coño?

¡SE ACABARON TUS PROBLEMAS!

Aquí llega el invento revolucionario que convertirá tus relaciones en una balsa de aceite, una pastilla milagrosa llamada Positall.

Con Positall, tu mujer dejará de lanzarte cuchillos y de montarte pollos en cuanto bajes la guardia. Se transformará en lo que siempre quisiste que fuera: una chica heterosexual.

positall

Antes de nada, no dejes de leer los efectos secundarios:

Los únicos efectos secundarios que se advierten para Positrall son flatulencia y colon irritable, pero estoy seguro que los gays ya tienen estas dolencias de todos modos así que no hay realmente nada negativo con tomar esta píldora y recomendarla a sus amigos gays.

Para más dudas consulta a tu farmacéutico o a tu cura de confianza. Más información aquí.

Ah, y cuidado con el anilingus, una nueva técnica sexual muy peligrosa. Es algo así:

rimming-cartoon

0

Presentación de Cho-li en COGAM

Hola, amigas:)

Espero que no tengáis planes para este sábado por la mañana porque vengo a proponeros un evento.

Las que ya hemos pasado la treintena vemos cómo nuestros amigos más cercanos se van casando y comienzan a formar una familia. No sé vosotras, pero yo muchas veces me planteo como sería tener un hijo y a qué dificultades podría enfrentarse por el simple hecho de tener dos mamás. La normalización de la homosexualidad pasa por tener una representación en el entorno. Las cosas y situaciones que vemos cada día, lo cotidiano, eso es lo que se considera normal en una sociedad. ¿Y por qué los niños no ven como algo normal que un niño tenga dos papás o dos mamás? Porque lo que no se ve, no existe.

Yo vivo en un pueblo y creo que hasta los 15 años no había visto una bollera. ¿No es triste? Ojalá alguien me hubiese mostrado todas las posibilidades cuando era pequeña. Ojalá no me hubiesen condicionado desde bien pequeñita con el “¿tienes novio?”. A lo mejor a vosotras os parecen gilipolleces pero para mi ha sido importante a la hora de definirme sexualmente o simplemente como persona. Es importante.

Afortunadamente, los tiempos han cambiado y empiezan a florecer propuestas tan maravillosas como “Cho-li y el tesoro más valioso del mundo”, donde los más pequeños podrán conocer una preciosa historia de amor de la mano de Cho-li y sus dos papás.

10009846_1432584170313473_725146327_n

Este sábado a las 12h en COGAM tendrá lugar la presentación, con lectura del cuento, palabras del autor y vino español para intercambiar opiniones.

Aquí os dejo el enlace al evento.

Nos vemos allí.

0

Adopta una Cho-li

A pesar de que para El corte inglés lleva siendo navidad desde agosto, sé que vosotras sois tan perras como yo y aún no tenéis ni un solo regalo comprado. Es más, vais a esperar hasta que os pille el toro porque bajo presión se compra mucho mejor.

Hoy os traigo un posible regalo para los más pequeños, un cuento que habla de amor (sí, amor, eso que a las bolleras nos da tantos quebraderos de cabeza).

Cho-li

Cho-li es una niña adoptada por sus dos papás, Mario y Marcelo. Juntos se embarcarán en una gran aventura, ¡y es que están buscando nada menos que el tesoro más valioso del mundo! Pero eso no es lo más interesante del cuento, al menos no para mí. Como homosexual, estoy cansada de tener que justificar lo que soy. Estoy cansada de tener que sentarme y explicar que me gustan las mujeres, cuando debería ser la cosa más sencilla del mundo, como ser castaña, como que me gusten los macarrones. Pues bien, este cuento relata la historia de esta familia sin dar explicaciones, centrándose en lo que realmente importa en la vida: el amor.

Os animo a que lo compréis, tiene un prólogo precioso que ha escrito Gloria Fortún,  Presidenta de Galehi, y unas ilustraciones muy bonitas de Óscar Cebolla. Podéis conseguirlo pinchando aquí (si sois un poco perras, como yo) o en vuestra librería boller de confianza.

Vaginaciones

(Publicado en la desaparecida Espacio Lesbia) 

Según el teorema de la vaginación bollera, toda mujer es lesbiana hasta que se demuestre lo contrario. Y sí, habéis leído bien, he dicho vaginación y no imaginación porque, por algún motivo desconocido, las lesbianas estamos todo el día pensando en follar como perras y sacando del armario a posibles presas, susceptibles de practicar sexo con nosotras.

Aunque las estadísticas dicen que la población heterosexual supera en gran número a la homosexual, la vaginación bollera no cree en estadísticas, es más, intenta romperlas. De ahí nace la necesidad de convertir heteros, de acercarte a la camarera más maciza del bar con una sonrisa en los labios y la certeza de que esa misma noche vas a terminar en la cama con ella. Como aquel que dice, llevo muchos años siendo bollera y nunca he visto a nadie cumplir su objetivo, pero el ánimo no decae y ahí seguimos a pico y pala con las heteros.

La mente bollera, que es muy vaginativa, trabaja en cualquier tipo de circunstancia y ambiente. No importa dónde estemos, puede ser la universidad, el trabajo o la consulta del médico, allá donde vayamos siempre estaremos vaginando a ver cuál de las tías buenas que nos rodean es susceptible de ser bollera. ¿Qué coño? Todas son bolleras.

Ahora viene la parte chunga del tema. Ya he conocido a varias lesbianas a las que se les ha ido la pinza con esto de la vaginación. Una cosa es captar una señal clara, un mensaje que sólo una bollera de pura cepa puede descifrar, y otra cosa es inventarse las cosas. Las psico-killers o bolleras propensas al drama tienden mucho a ver señales donde no las hay y, a partir de ahí, montarse una película en su cabeza en la que al final se cogen de la mano por el parque o peor aun: se casan. Para no llevar a equívocos, voy a poner una serie de ejemplos reales en los que la bollera en cuestión ha vaginado demasiado:

  1. “Superfuerte, tía, me ha regalado una pulsera de amor. Es bollera fijo”. Si te ha regalado una pulsera de colorinchis a ti y a las otras 10 amigas que fuisteis a esa fiesta, ni es una pulsera de amor, ni es un símbolo de su orientación sexual.

  2. “¡Me ha pedido una cita!!!”. Si su frase literal ha sido “a ver cuando quedamos todas para tomar unas cañas”, no es una cita.

  3. “Me pone ojitos”. Claaaaro… a lo mejor te pone ojitos, a lo mejor es su forma de entornar los ojos, a lo mejor se le había metido un polen en el ojo.

  4. “Intenta ponerme celosa ligando con chicos”. De traca. Esta ya es para hacérselo mirar.

  5. “Se nota mucho que le gusto porque se alegra cuando me ve”. Mi perro también se alegra cuando me ve, ¿será bollero?

Luego están las lesbianas sin radar, que están en peligro de extinción y, probablemente, saldrán algún día en un documental de La2. Es la típica amiga que te dice “no sé ligar” o “es que no valgo para eso”, y luego la ves en la discoteca con dos bolleras pululando a su alrededor haciéndole el cortejo del urogallo.

Si no estáis en ninguno de los dos extremos, a medida que pase el tiempo, y vayáis dando rienda suelta a la vaginación, vuestros amigos y conocidos heterosexuales os harán comentarios del tipo “es que tú quieres sacar a todo el mundo del armario”, “para ti todo el mundo es gay” o “¡JA!, ya te gustaría”. Hay que seguir queriéndoles tal y como son, no pasa nada porque vivan en la ignorancia, sin captar cada pequeño detalle, cada señal que las heteros, bolleras reprimidas, nos envían.

22

Falsos mitos sobre lesbianas

En cuanto sale una conversación sobre lesbianas, a la gente le encanta hacer bromitas de lo más estúpido. Lo peor es que no se dan cuenta de que la mayoría de las cosas que les hacen tanta gracia son mentira. Despues de echar un vistazo al top ten de mitos bolleros por la web, que básicamente los resumen en esta página, he creido necesario elaborar mi propia lista de mitos, que probablemente no serán diez porque acabo de comer y yo respeto mucho la hora de la siesta.

  • No hay roles: Recuerdo  un día en que mi madre y mi abuela estaban viendo el diario de Patricia, donde dos megabolleras de Fuenlabrada estaban declarando su amor a los cuatro vientos. Mi abuela no entendia por qué una llevaba el pelo corto y vestía como un señor,a lo que mi madre respondió que una hacia de chico y otra de chica. Yo ese caso concreto tampoco lo entendía, pero a lo mejor era porque eran de Fuenla, sin más.
  • La tijerita: Si yo hiciera con mi chica las posturas que se supone que hacemos las lesbianas, no tendría nada que envidiar a Nadia Comaneci, ¡es más! no habría suspendido la prueba de elasticidad en gimnasia. Si es que solo con  pensarlo me da pereza…
  • Las uñas cortas: Ésta es nueva. La evolución es sabia, y si se estrechó la pelvis y se redujo el cráneo, el siguiente paso serán las uñas bien cortitas. Es una cuestión de higiene y comodidad, porque escribir en un teclado con las uñas largas es bastante complejo.
  • Viciosillas: Las lesbianas estamos todo el rato follando sin parar, y solo descansamos para buscar otra tia con la que follar. Eso sí, a lo porno. Si esto fuese cierto… ¿estaría ahora mismo escribiendo este post? Quién sabe.
  • La camisa de cuadros: Hasta hace un par de años era un mito, ahora me duele decir que no.
  • El gato: Según la jefa de mi hermana, toda bollera que se precie tiene que tener un gato y andar a pasos cortos ¿? Sin comentarios.

Como el tema me parece interesante, copio a continuación una serie de comentarios que he recogido en diferentes foros sobre las características de una lesbiana:

Mira, solo conozco 2 clases de lesbianas, las activas y las pasivas, es facil, las activas visten mas de hombre y se comportan como tal, las femeninas solo te daras cuenta q son les porq si eres de las activas o dijiste algo q revele tu sexualidad no te quitan la vista de encima (no porq les gustes sino porq encontraron a alguien parecido a ellas entre la multitud).

Las lesbianas buscan vaginas, no les gustan los penes, algunas están buenas y promiscuas.

Bueno si estas saliendo con una amiga y quieres saber si es lesbiana, te diré lo poco que se (comprobado por mi experiencia personal):

– Lo primero: siempre las veras con otras mujeres.
– Muchisimas lesbianas son zurdas (eso lo leí y comprobe en una pagina seria sobre el cerebro de las lesbianas).
– Usan mucho camisas y ropas que les tapen la zona que va desde el cuello hasta los hombros.
– Casi siempre sus pantalones favoritos son jeans y usan zapato deportivo (casi nunca usan zapatos “de dama”).
– Practican deportes (todas las lesbianas que conozco practican deporte).
– Tienen relaciones conflictivas con sus familias (es algo como desamor).

Si es lesbina-niño es muy facil ver las caracteristicas y la clasica es que se viste como hombre, no se pinta y tiene el cabello corto entre otras cosas, pero si es lesbiana-niña es dificil xq se viste como una mujer afeminada.

Caminan con los hombros en alto y manos en el bolsillo.

Ellas solo están para el jugueteo y la bobería,son igual que los hombres juegan y hacen todo lo que hacen los hombres y ve a los hombres solo como amigos.

¿Alguna duda, chicas?