3

El cinturón amigo

Ante la insistente petición de @MissPostureo, voy a variar un poco y hacer un post de juguetes sexuales.

¿Qué opináis?

Me he estado documentando y no sabía que el abanico de posibilidades era tan amplio. Concretamente, los arneses me han fascinado. De cuero, de látex, de PVC, fijo o con correas, a la altura del pubis o del clítoris, con anillas de varios tamaños… MADRE MÍA!!!

He encontrado un artículo a través de Google en el que te hablan de todas estas cosas, pero de lo que no hablan es del precio. Resulta que cualquier cacharrito sexual cuesta una pasta, así que más vale hacer una elección correcta si no quieres echarte a llorar.

Estaría genial que compartierais vuestros conocimientos para las chicas que, como yo, no tienen ni idea.

¿Qué tal la experiencia? ¿Qué recomendáis?

¿Por qué no follo?

(Publicado en la desaparecida Espacio Lesbia)

¡Gran pregunta! O lo que es lo mismo, ¿por qué esa bollera tan pirada y aborrecible está todo el día follando por las esquinas y restregándomelo por la cara? Si crees que yo tengo la respuesta, estás equivocada. Sólo te pongo al corriente de la evidencia, de algo que está ahí y podemos ver todas. Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a escribir contra un tópico: Estar buena no asegura practicar sexo con frecuencia (con la frecuencia deseada por cada cual, se entiende).

Ahora te estarás preguntando qué coño hay que hacer entonces para meter a una chica en tu cama, si toda la vida de dios te han comido el coco, por activa y por pasiva, en el cole cuando te llamaban gafotas o lo que fuera que te llamasen, con los anuncios de la Schiffer y las denigrantes Mama Chicho de Telecinco, diciendo a gritos que con una cara de ángel y un buen par de tetas te podías comer el mundo.

Pues ahora llego yo y te digo que no, que todo eso eran patrañas. ¿Quieres saber quién liga? Sólo tienes que echar un ojo a tu alrededor y recordarás la cantidad de veces que has pensado que el mundo es injusto. Esa chica tan mona y tan maja que te gustaba, que fuiste demasiado tímida para conquistar o demasiado racional y lenta para actuar. ¿Quién te la levantó? Efectivamente, una pirada.

Es el peligro de las psicokillers, que tienen el poder del báculo de Jafar, con esos ojos inquietantes. Juegan con la ventaja de no tener miedo a nada, ni siquiera al rechazo, lo que las vuelve atrevidas y, al parecer, sexis. Ya conoces la atracción de las bolleras por un buen drama y con estas chicas está bien servido. Altibajos emocionales, comportamientos impredecibles y sorpresas cada día, eso es lo que ellas ofrecen y lo que tú no tienes. No importa el físico, solo aquello de “si no puedes sorprender con brillanteces, desconcierta con gilipolleces”.

Si todavía no me crees, sólo tienes que hacer la prueba. Abre el inicio de tu twitter y busca el primer tweet que hable de sexo en plan “acabo de follar” o “ven pacá que te voy a dar lo tuyo y lo de tu prima”. Mira a quién pertenece el comentario y pregúntale a alguna de tus amigas por la autora del mismo. Que te indiquen a qué nivel de una escala del 1 al 10 de locura se encuentra. Que te digan a cuántas tías se ha tirado. Que te indiquen cuántas de ellas eran pibones de bandera. Échate a llorar.

 

31

Follar a gritos

¿Realidad o ficción?

Este fin de semana lo he pasado en casa de un amigo. Las vecinas del piso contiguo son lesbianas (y camellas, pero eso no viene al caso) y tienen el gen del drama muy desarrollado. Mi amigo me cuenta que se pasan todo el día discutiendo a voces y que luego rematan la faena echando un polvazo de flipar, de esos de reconciliación en que se folla como si no hubiera un mañana. Ahora bien, la cosa es que las chicas deben follar como en la canción de “Dum, dum” de Las Perras del Infierno:

Coge aire, espérame un poco
vamos juntas hasta el fondo, ya estoy a punto
siente ahora cómo tiemblo
Grito, sudo, araño, muerdo

DAME, DAME, DAME, DAME!!!

Entonces yo le digo a mi amigo: Yo he follado, tú has follado ¿de verdad crees que eso es necesario?

A mi no me gusta gritar en general y follando en particular. Primero porque me da vergüenza y segundo porque me corta el rollo. En realidad es que no me sale gritar, creo que estaría exagerando muchísimo si lo hiciera.

¿Vosotras qué opináis? ¿Se grita porque se siente o se finge? ¿O sólo es por darle emoción al tema?

Para que os hagáis una idea, sería a partir del minuto 1:50 del vídeo.

10

Cuernos consentidos

La televisión me ha enseñado grandes cosas y Friends, particularmente, ha sido la biblia para gran parte de mi vida y relaciones. De entre todas las cosas que he aprendido voy a destacar el Top Five plastificado.

Para las que no seáis fans de la serie (pena de muerte para todas vosotras), os comento brevemente de qué va el tema. Cuando estás saliendo con una chica, las únicas mujeres a las que puedes aspirar sin que se considere infidelidad son las que salen por la tele, por aquello de que son inalcanzables. Pues bien, ahí entra el Top Five plastificado, que consiste en elaborar un ranking de cinco chicas con las que te podrías enrollar y tu novia no podría decir ni hacer nada al respecto. Una vez seleccionadas las cinco afortunadas, la lista ha de plastificarse por dos motivos:

– Por seriedad, para formalizar el compromiso que acabamos de establecer.

– Para no hacer modificaciones de última hora porque, casualmente, Bárbara Lennie está justo a mi lado esperando el autobús.

30

Aburrida de estar salida

Hay dos influencias negativas de las que beben algunas lesbianas: Shane y los hombres.

Ya son muchas las chicas que conozco que solo buscan sexo, hasta ahí todo bien. El problema empieza cuando se consideran seres superiores, wonanizers destroyers que creen que pueden tener a cualquier chica (aunque sea hetero) y adoptan comportamientos de cortejo masculinos y estúpidos. Es la pose, es la sonrisa socarrona y es la mirada. Es la mente retorcida que piensa que todos los ojos están fijos en ellas y que jamás recibirán un NO por respuesta.

Y yo pienso en la canción de L-Kan y me pregunto ¿no se aburrirán de esa vida?

Pues chica… ¡qué quieres que te diga! Yo no quiero una cola de tias en la puerta de mi casa, no quiero follar todas las noches, ni disfrutar haciendo sufrir a las demás.

Ah, por cierto: NO me gustáis;)

10

El eterno debate

En el decálogo de la buena bollera aparece un punto elemental: ser de culos o de tetas. A priori puede parecer un poco absurdo pero si lo meditáis unos instantes veréis que no es tan complicado posicionarse en uno u otro bando.

Por mi parte, tengo claro que soy de culos, y siempre he tenido la duda de cuál es la opción predominante. Como el maravilloso wordpress me brinda la oportunidad de realizar una pequeña encuesta, no he podido resistirme y, con vuestra ayuda, espero resolver este gran enigma que tantas veces me perturba.